lunes, 17 de mayo de 2010

Amor y deseo encadenados

Amor y deseo encadenados
como un naúfrago con un ancla
amarrada a su cintura
ahogándose en los pantanos
de la rutina

Siempre acaba separando el hombre
lo que une dios
o en todo caso lo deshumaniza
en las celdas de la resignación
como animal de compañia.

Es dificil aceptar que todo cambia
y que solo el conocimiento
de que el cambio es la esencia de la vida
nos hace capaces de disfrutar
los momentos fugaces de felicidad

Amor y deseo encadenados
imposible eternidad que dura un instante
pues ambos solo se entremezclan
en inesperadas encruzijadas
tras la que cada uno sigue a solas
su propio camino

Los mejores amores son los que apenas duran

Los mejores amores son los que apenas duran
desde el atardecer hasta la mañana
desde la noche hacia el alba
de la borrachera hacia el despertar
sin abrazar a la resaca
vistos y no vistos;
la descarga electrica de la que no se sabe bien
su principio y su final
para que siempre perdure
como lo que pudo haber sido y no fue
sin que se oxiden jamás
las bisagras que lo traen a nuestra memoria
como una puerta abierta que nunca
terminade cerrarse

domingo, 2 de mayo de 2010

Lavandose las manos

No sé por qué nos empeñamos
en negar la evidencia:
capitalismo y fascismo, son lo mismo,
aunque el primero esté, que duda cabe,
mucho mejor maquillado.

Ahora bien.
¿Cómo deja esto a los millones
de sostenedores del actual genocidio?

Personalmente reivindico
la responsabilidad ante todos nuestros actos
tanto de la toma de decisiones
como de su delegacion,
pues nada es tan poco inocente
como mirar hacia otro lado.

Lavandose las manos frente al televisor
como si no fueran los nuestros
los asesinos.